17 junio, 2010

La señorita Tanner no muerde bien


No hay dos autores que aborden las cosas del mismo modo exacto. Todos nos inspiramos y nos motivamos de formas diferentes; y tenemos nuestras propias razones para que determinados personajes permanezcan a nuestro lado mientras que otros desaparecen en una maraña de archivos abandonados.
Setphenie Meyer en la Introducción de La segunda vida de Bree Tanner.

¿Quién diría que iba a volver a la Saga crepuscular de este modo, con una novelilla acoplada a Eclipse y sobre un personaje secundario, secundario, secundario?
Hace unos días leí comentarios en blogs afirmando que era incluso mejor que sus cuatro predecesores y se me pusieron los dientes largos, tipo Eric o Bill en True Blood. Bromas aparte. Se me encendió una luz, la de los cazatalentos y booms literarios que afectaran de manera maravillosa a mi subconsciente, pero, y aunque me lo he leído en tres raticos, no ha sido lo que me esperaba.

Todos los que hayan leído Eclipse sabrán de qué estamos hablando. Los neófitos que crea Victoria para encumbrar su venganza contra Edward, por haber matado a su amante James durante el libro Crepúsculo. Y esa es, reducir a Bella en mil o tresmil pedazos.

Es una novela corta, 227 páginas a una letra rellenita, que nos aproxima a los pensamientos de Bree siendo una recién convertida al vampirismo. Riley, el lider, los miente, los miente sobre detalles como que el sol los achicharra, cuando no es así, sólamente brillan como "bolas de discoteca". Así comienza a descubrir la trama secreta de Riley junto con Diego, otro vampiro, un poco más antiguo, al que empieza a coger cariño. Y qué cariño, que sólo es el único que la ha tratado bien... durante unas horas y ya casi se muere sin él... ¿Será la mentalidad americana? ¿O es que Meyer tiene una obsesión con los flechazos causados por una angustia interna y soledad?
El caso es que aún así Meyer lo consigue, vuelve a atraparnos con sus palabras y pasas las páginas a esperas de algo más sustancioso. Y llega, pero bastante al final. Y lo que de verdad merece la pena son las últimas páginas, desde que comienza el camino a la irremediable batalla contra el clan de los ojos amarillos. Y el final, que la mayoría conocemos...


Así pues, se lo recomiendo a quien sienta algo de nostalgia por la tetralogia principal, le guste Meyer o sea hiper fan de Crepúsculo. Los que busquen una filosófica, sangrienta o romantiquísima novela sobrenatural... encontraran tintes de alguna de las cosillas, pero a pinceladas borrosas.


Nota final: 6,9

4 comentarios:

Arsénico dijo...[Responder]

Yo sigo en mi línea, no me lo pienso leer!! (a menos que me lo regalen claro! xD). No le veo sentido a otro libro más, aunque sea leer desde otro punto de vista (para eso que publique el libro de Edward!!).

Besitos!!

LNA dijo...[Responder]

La verdad que no esperaba mucho de este libro, pero siempre está ahí la curiosidad de leer algo de la saga... yo quiero Sol de Medianoche y lo demás me da igual xDD
Bueno, si me toca en el concurso bien, si no esperaré a que lo traigan a la biblio, que ese fijo fijísimo que lo traen...
Besooooooooos

Anabel dijo...[Responder]

Yo este libro nada, es que no me llama nada nada. Lo veo completamente comercial para sacarle más jugo (dinero) al asunto. Además que ahora mismo estoy algo stop! de vampiros, que empiezan a cansar y aun tengo pendientes dos de ésta temática.

Gracias por la reseña igualmente, un beso!

Leyna dijo...[Responder]

Bree es un personaje que no me llama nada, y las críticas que leo no me hacen cambiar de opinión para comprarle xD