29 marzo, 2011

El unicornio que jamás fui.


Últimamente no paro de recordar cuando era pequeña y lanzaba una moneda a la fuente de los deseos para pedir que me convirtiera en un unicornio.

4 comentarios:

Anna Gallagher dijo...[Responder]

Yo quería ser una sirena, fíjate tú. :3

Anabel Botella dijo...[Responder]

No me hubiera importado ser unicornio, pero me gustaba ser dragón o centauro.

Leyna dijo...[Responder]

Qué monaaaaaaaaaaaaaa :D

Los unicornios son geniales ^^

¡Un beso! =)

Lana Drown dijo...[Responder]

Yo pedía que se inundara el mundo y que todos viviéramos debajo del agua, como Los Snorkels, jajaja.